Servicio al cliente ¿Valor del Espíritu o Comportamiento casi olvidado?

Desde siempre, los clientes esperan el mejor trato y la mejor atención al adquirir un producto o servicio, seguido de confiabilidad, calidad, tiempos razonables en la entrega, precio justo, y constante innovación por parte de las misma.

El servicio de calidad, debería ser una forma de vida, no se trata solamente de realizar acciones esporádicas o mecánicas, algo frías, para obtener clientes y ganar dinero.

Cuando el servicio se convierte en una forma de vida, se encuentra el verdadero placer de servir y, eso, se convierte en el objetivo fundamental… lo demás (clientes fieles, recomendaciones, éxito, expansión y crecimiento exponencial) se dan por añadidura.

Los colaboradores que se muestran dispuestos a servir, a menudo han renovado su pensamiento y han sido formados dentro de una Cultura, que luego aplican en su comportamiento a manera de entusiasmo por ofrecer a su entorno, actitudes de servicio, conversaciones ágiles y propositivas para lograr el cuidado del cliente, sea quien compra o quién se beneficia de su servicio dentro de su entorno laboral, es decir, la otra persona que dentro de su mismo entorno está esperando un trato cálido y profesional.

En estas épocas de cambio, de avance, innovación en tecnología, crecimiento, expansión, sin importar el giro o tamaño de tu empresa o negocio, te sugerimos impulsar el desarrollo de competencias para elevar el servicio que tú o tu empresa le brindan a otros…Espera el próximo lanzamiento del Taller Venta + Servicio.

 

– Reyna Amaya